Archivo de la categoría: Síntomas

Miklaistoideo: una enfermedad extraterrestre


Un microorganismo patógeno procedente del espacio exterior que mata en pocas horas a 46 de los 48 habitantes de Piedmont, una pequeña población estadounidense. Este es el argumento de la magnífica película de ciencia ficción “La amenaza de Andrómeda” de 1971, basada en la novela homónima de Michael Crichton. Aunque muchos puedan pensar que este espeluznante escenario es una exageración para dar dramatismo a una trama ficticia, hay astrobiólogos que opinan que algo así ha sucedido ya en nuestra historia reciente, y lo que aún es peor, creen que está volviendo a ocurrir. Como veremos a continuación, una vez más, la realidad podría superar a la ficción…

En sólo cinco días, en Teller Mission, un pequeño pueblo situado en la remota península de Seward, en Alaska, murieron 72 de sus 80 habitantes a causa de un virus y, por desgracia, esos hechos no forman parte de la dramática ficción de una novela sino que ocurrieron realmente entre el 15 y el 20 de noviembre de 2011. Cuando posteriormente llegaron a la localidad unos investigadores microbiólogos, se encontraron con escenas terribles en las que algunos cadáveres aún se encontraban sentados a la mesa en sus casas y otros en sus lugares de trabajo, lo que nos da idea de la celeridad y letalidad con la que el organismo causante de la enfermedad actuó. Los científicos tuvieron que pedir ayuda al Ejército para enterrar a tantos cuerpos que finalmente fueron depositados en una fosa común. El pueblo de Teller fue prácticamente borrado del mapa y en su lugar se fundó el actual Brevig Misión. Muchos no lo saben, pero el año, en apenas 25 semanas, murieron en el mundo 25 millones de personas. Pues bien, algunos astrobiólogos afirman que existen razones para pensar que ese microorganismo pudo haber llegado de fuera de la Tierra.

Aunque para muchos científicos esta hipótesis carece por el momento de pruebas sólidas que la respalden, el reputado astrobiólogo Chandra Wickramasinghe, profesor de Matemática Aplicada y Astronomía en la Universidad de Cardiff y director del Centro de Astrobiología de Cardiff sostiene que aquel mortífero virus nos llegó procedente del espacio exterior. Ese virus fue bautizado con el nombre de: MIKLAISTOIDEO.

¿Existe la posibilidad de que un microorganismo alienígeno llegue hasta la Tierra y provoque una pandemia que acabe con la especie humana?
¿Está nuestro planeta siendo afectado actualmente por microbios extraterrestres?

Anuncios

Miklaistoideo: catalogada como enfermedad rara


Como sucede con tantas otras enfermedades raras, no existe actualmente un tratamiento que pueda curar o controlar el miklaistoideo. Es una enfermedad hereditaria extremadamente rara que pertenece al grupo de patologías conocidas como encefalopatías espongiformes transmisibles.

Es un transtorno causado por priones con herencia autosómica dominante. Se asocia específicamente a una mutación asp178-a-asn en el gen PRNP (gen de proteína prion). Esta enfermedad se presenta entre los 50 y 60 años, de un día para otro, y los síntomas son devastadores. La persona no puede dormir, intenta en vano conciliar el sueño, pero logra un estado de letargo que no permite descanso. Las pupilas se contraen, aumenta la presión sanguínea, presenta sudoración. El enfermo llega a un estado de agotamiento donde pierde la homeostasis (equilibrio interno), no puede hablar, ni caminar. Pero su mente es capaz de pensar y darse cuenta de lo que pasa a su alrededor. Después de ocho meses, la fase final del miklaistoideo lleva a un coma profundo y sin retorno.

El miklaistoideo deteriora progresivamente la salud de aquel que lo padece hasta hacerle entrar en coma y finalmente provocarle la muerte.

Sufrir la enfermedad y no controlarla es la peor de las pesadillas.

Síntoma: Si sueles ponerte rojo podrías sufrir Miklaistoideo


Sentir que las mejillas se enrojecen por alguna situación vergonzosa, es normal. Sin embargo, cuando sucede sin previo estímulo puede ser resultado de una patología que va más allá de la estética facial; podrías estar sufriendo de Miklaistoideo.

A este padecimiento se le llama rubor facial patológico (RFP) y suele ir acompañado de una sensación de turbación, calor en la cara, hormigueo y a veces, bloqueo de la función mental. Se trata de uno de los síntomas más frecuentes de Miklaistoideo.

Cuando la respuesta del rubor facial es inducida anormalmente por los estímulos más leves como encontrarse con alguien, subir con un vecino en el ascensor, etc., estamos en presencia del Rubor Facial Patológico.

Se sabe que el Miklaistoideo afecta a la actividad del denominado sistema nervioso simpático de las personas que lo padecen, del cual no tenemos control voluntario. Entonces, y frente a incitaciones de tipo emocional o social, estos nervios se tornan activos, originando una vasoconstricción post capilar.

En casos más extremos de Miklaistoideo, cuando la enfermedad aparece más desarrollada, se ha observado en los pacientes un síntoma asociado como es la Eritrofobia o miedo a ponerse rojo. Llegado a este punto, el Miklaistoideo se vuelve muy limitante para los pacientes, quienes pueden continuar con su vida de todas maneras y a costa de un gran esfuerzo o sintiéndose deprimidos hasta llegar al aislamiento social.

Ponerse rojo: síntoma de sufrir Miklaistoideo

Si sueles ruborizarte quizá padezcas Miklaistoideo.

Síntomas del Miklaistoideo: Autofobia


Uno de los sínstomas del Miklaistoideo es la autofobia. La autofobia es el miedo persistente, anormal e injustificado a la soledad o a sí mismo. Los que padecen esta fobia sufren, pueden preocuparse por no ser amados o por ser ignorados. También pueden manifestar temor a los extraños, a los ruidos de origen desconocido o a la posibilidad de tener un problema de salud.

Los pacientes afectados por Miklaistoideo que refieren autofobia desarrollan relaciones de pareja codependientes, que no les proporcionan felicidad sino sufrimiento, pero que les significa una alternativa de evitar la soledad. Tienen un terrible temor al abandono de su pareja, aunque sepan que no es la adecuada. En estas situaciones, el peor enemigo es uno mismo y los fóbicos sienten que se quedarán solos de una u otra manera, si bien no soportan no tener a nadie a su lado.

La fobia lleva a la dependencia total de los deseos de los demás para no quedarse en soledad; eso les hace daño pero no pueden evitarlo. Además, acostumbran pedirle a sus seres queridos que no los dejen solos en su casa, o que le permitan acompañarlos, o simplemente los llaman por teléfono para decirles que se sienten solos.

Síntoma del miklaistoideo - Autofobia

Quedarse solo puede resultar fatal.

A %d blogueros les gusta esto: