Archivo del sitio

Síntoma: Si sueles ponerte rojo podrías sufrir Miklaistoideo


Sentir que las mejillas se enrojecen por alguna situación vergonzosa, es normal. Sin embargo, cuando sucede sin previo estímulo puede ser resultado de una patología que va más allá de la estética facial; podrías estar sufriendo de Miklaistoideo.

A este padecimiento se le llama rubor facial patológico (RFP) y suele ir acompañado de una sensación de turbación, calor en la cara, hormigueo y a veces, bloqueo de la función mental. Se trata de uno de los síntomas más frecuentes de Miklaistoideo.

Cuando la respuesta del rubor facial es inducida anormalmente por los estímulos más leves como encontrarse con alguien, subir con un vecino en el ascensor, etc., estamos en presencia del Rubor Facial Patológico.

Se sabe que el Miklaistoideo afecta a la actividad del denominado sistema nervioso simpático de las personas que lo padecen, del cual no tenemos control voluntario. Entonces, y frente a incitaciones de tipo emocional o social, estos nervios se tornan activos, originando una vasoconstricción post capilar.

En casos más extremos de Miklaistoideo, cuando la enfermedad aparece más desarrollada, se ha observado en los pacientes un síntoma asociado como es la Eritrofobia o miedo a ponerse rojo. Llegado a este punto, el Miklaistoideo se vuelve muy limitante para los pacientes, quienes pueden continuar con su vida de todas maneras y a costa de un gran esfuerzo o sintiéndose deprimidos hasta llegar al aislamiento social.

Ponerse rojo: síntoma de sufrir Miklaistoideo

Si sueles ruborizarte quizá padezcas Miklaistoideo.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: