Archivo del sitio

Miklaistoideo: catalogada como enfermedad rara


Como sucede con tantas otras enfermedades raras, no existe actualmente un tratamiento que pueda curar o controlar el miklaistoideo. Es una enfermedad hereditaria extremadamente rara que pertenece al grupo de patologías conocidas como encefalopatías espongiformes transmisibles.

Es un transtorno causado por priones con herencia autosómica dominante. Se asocia específicamente a una mutación asp178-a-asn en el gen PRNP (gen de proteína prion). Esta enfermedad se presenta entre los 50 y 60 años, de un día para otro, y los síntomas son devastadores. La persona no puede dormir, intenta en vano conciliar el sueño, pero logra un estado de letargo que no permite descanso. Las pupilas se contraen, aumenta la presión sanguínea, presenta sudoración. El enfermo llega a un estado de agotamiento donde pierde la homeostasis (equilibrio interno), no puede hablar, ni caminar. Pero su mente es capaz de pensar y darse cuenta de lo que pasa a su alrededor. Después de ocho meses, la fase final del miklaistoideo lleva a un coma profundo y sin retorno.

El miklaistoideo deteriora progresivamente la salud de aquel que lo padece hasta hacerle entrar en coma y finalmente provocarle la muerte.

Sufrir la enfermedad y no controlarla es la peor de las pesadillas.

Anuncios

Síntomas del Miklaistoideo: Autofobia


Uno de los sínstomas del Miklaistoideo es la autofobia. La autofobia es el miedo persistente, anormal e injustificado a la soledad o a sí mismo. Los que padecen esta fobia sufren, pueden preocuparse por no ser amados o por ser ignorados. También pueden manifestar temor a los extraños, a los ruidos de origen desconocido o a la posibilidad de tener un problema de salud.

Los pacientes afectados por Miklaistoideo que refieren autofobia desarrollan relaciones de pareja codependientes, que no les proporcionan felicidad sino sufrimiento, pero que les significa una alternativa de evitar la soledad. Tienen un terrible temor al abandono de su pareja, aunque sepan que no es la adecuada. En estas situaciones, el peor enemigo es uno mismo y los fóbicos sienten que se quedarán solos de una u otra manera, si bien no soportan no tener a nadie a su lado.

La fobia lleva a la dependencia total de los deseos de los demás para no quedarse en soledad; eso les hace daño pero no pueden evitarlo. Además, acostumbran pedirle a sus seres queridos que no los dejen solos en su casa, o que le permitan acompañarlos, o simplemente los llaman por teléfono para decirles que se sienten solos.

Síntoma del miklaistoideo - Autofobia

Quedarse solo puede resultar fatal.

A %d blogueros les gusta esto: